EDUCANDOS / Grupo de investigación en Educación
  Escribe Luis Alfaro Allende
 

HACIA UNA PEDAGOGÍA CRÍTICA

 

S

omos concientes de la realidad educativa que vivimos y testigos de la completa desigualdad que impera en nuestra sociedad. Mas aún, la globalización acompañada por la innovación tecnológica y su promesa de igualdad aceleran un consumismo fácil e ilimitado que causan cambios notables en los saberes culturales.

 

Reconocer que el sistema educativo produce individuos que operan dentro de los intereses del Estado y que nosotros como maestros quedamos reducidos a simples empleados, es darse cuenta que en estos tiempos de globalización sólo se vislumbra un futuro incierto. Por eso es importante que busquemos una pedagogía alternativa en donde reconozcamos al alumno como persona, conciente de su realidad y productor de su propia historia, aquella pedagogía que llegue a ser una forma de práctica social que surge de ciertas condiciones históricas, contextos sociales y relaciones culturales. De esta realidad se  manifiestan diversos aportes que en conjunto constituyen la Pedagogía Crítica

 

La Pedagogía Crítica emerge como un resultado de los trabajos de la Teoría Crítica en las décadas de los ochenta y los noventa. Algunos de los fundamentos teóricos contemporáneos de le pedagogía crítica tienen su origen en la teoría crítica propuesta por los filósofos y teóricos sociales de la escuela de Frankfurt, quienes trabajaron en Alemania en El “Instituto para la Investigación Social”. El término teoría crítica, fue utilizado por Max Horkheimer, director del Instituto desde 1931 hasta 1958. Entre otros reconocidos teóricos de la escuela de Frankfurt se pueden citar: Theodor Adorno, Herbert Marcuse, Erich Fromm y Walter Benjamín, miembros de la escuela de Frankfurt, muchos de ellos eran judíos; trasladaron el Instituto a la Universidad de Columbia en Nueva York, durante la segunda guerra mundial y retornaron a Alemania una vez finalizada la guerra. En Norteamérica estos teóricos participaron activamente en la vida académica con una serie de estudios de reconocida importancia relacionados con críticas acerca del racismo, la exclusión, el prejuicio racial y las políticas de segregación. Estos estudios influyeron positivamente en el pensamiento filosófico y pedagógico en los Estados Unidos y sus perspectivas críticas son la base de los teóricos-críticos de la actualidad.

 

La Pedagogía Crítica busca:

 

·        En primer lugar, una crítica a las estructuras sociales que afectan la vida de la escuela, particularmente situaciones relacionadas con la cotidianidad escolar y la estructura del poder.

 

·        En segundo lugar, se interesa por el desarrollo de habilidades de pensamiento crítico-reflexivo con el fin de transformar la sociedad.

 

Según Peter McLaren: “La pedagogía crítica examina a las escuelas tanto en su medio histórico como en su medio social por ser parte de la hechura social y política que caracteriza a la sociedad dominante. En este sentido, la Pedagogía Crítica presenta no solamente un lenguaje de crítica, sino también un lenguaje de posibilidades. Se busca de esta manera que los profesores que aplican los enfoques de la Pedagogía Critica coparticipen con sus estudiantes en la reflexión crítica de sus propias creencias y juicios. De igual manera cuestionan críticamente los "textos" que se utilizan en los procesos de enseñanza. Por el término "texto" se entiende no sólo los libros de texto sino también las fuentes originales, la cultura popular, los diversos discursos que explican un hecho, y el lenguaje entre otros.

La Pedagogía Crítica se preocupa entonces de la producción de conocimientos, valores y relaciones sociales que ayuden a la propia comunidad educativa a adoptar las tareas necesarias para conseguir una ciudadanía crítica y que les permita participar en decisiones que atañen a toda la sociedad. Se abre un espacio para discutir las fronteras académicas convencionales y se muestra como una pedagogía no neutra ni apolítica, sino en forma de producción cultural interdisciplinaria.

 

Desde esta perspectiva la pedagogía como reflexión de la acción educativa se refiere al proceso por el cual profesores y alumnos negocian y producen significados, posesionándose ambos de las relaciones de conocimiento, y a cierto punto, de poder en el quehacer educativo. También se hace referencia a cómo nos representamos a nosotros mismos, a los otros y a las comunidades en que hemos elegido vivir.

 

La pedagogía crítica ha sido definida informalmente en las últimas décadas como la "nueva sociología de la educación" o "teoría crítica de la educación", analiza a las escuelas en su medio histórico, político y social que caracteriza a la sociedad dominante. "La pedagogía crítica constituye una forma de pensar respecto a la negociación y transformación de la relación entre la enseñanza en el salón de clases, la producción del conocimiento, las estructuras institucionales de la escuela, y las relaciones sociales y materiales de la comunidad, la sociedad y el país".

 

Considerando esta posición pedagógica como la alternativa adecuada para lograr este nuevo orden,  se requiere de maestros críticos que hagan que los estudiantes piensen críticamente, que los capaciten para comprender mejor el por qué de sus vidas; educadores con la responsabilidad de construir una pedagogía de la "diferencia" que rearticule y moldee la identidad, de forma que los estudiantes puedan rechazar activamente el rol de esclavo cultural, para reclamar, remodelar y transformar su propio destino. Donde los maestros reconozcan a sus alumnos como personas con historicidad propia, con saberes previos, producto de sus experiencias.

 

Así, desde esta posición pedagógica, el pronunciamiento es por un interés emancipatorio - como lo llama Habermas- que intenta reconciliar y trascender la opción entre un conocimiento técnico y un conocimiento práctico:

 

· El interés técnico (relacionado al “conocimiento instrumental”) lleva a un tipo de conocimiento que facilita a los seres humanos el control técnico sobre los objetos naturales. Este control se apoya en criterios de racionalidad científica. La realidad es susceptible de ser descrita y explicada por una teoría científica. Basado en las ciencias naturales, utiliza métodos analíticos hipotéticos, deductivos o empíricos. Este interés ha facilitado buena parte del conocimiento necesario para el desarrollo de la industria y de los medios de producción modernos.

 

· El interés práctico (relacionado al “conocimiento comprensivo”) se basa en la idea de consenso y, por tanto, se apoya en criterios de racionalización y control científico técnico. Para comprender a los demás es necesario captar los significados sociales que son constitutivos de la realidad social. Este tipo de interés daría origen a las ciencias “histórico – hermenéuticas” que producen conocimientos interpretativos de la realidad social, para hacerla así mas comprensible.

 

-El interés emancipatorio (relacionado al “conocimiento reflexivo”)no está basado ni en la racionalización científica ni en la capacidad de deliberación o consenso. Se trata de un interés humano que busca la autonomía racional y la libertad del individuo. Es un interés que deriva de un deseo fundamental de liberarse de todos aquellos constreñimientos que coartan la libertas de acción y, apoyándose en las circunstancias socio – históricas pretende crear las condiciones apropiadas que ayuden a su emancipación.

 

Además es necesario mencionar que entre los teóricos que participan en la construcción teórica de la Pedagogía Crítica podemos citar:

 

·     Paulo Freire (Brasil). Al analizar las relaciones opresor-oprimido establece los fundamentos para entender la educación liberadora y sus posibilidades. Propone las relaciones dialógicas entre profesor alumno, con el fin de promover procesos de concientización y liberación.

 

·     Donaldo Macedo (Brasil). Se interesa básicamente en el análisis de los procesos de alfabetización, cultura y poder.

 

·     Ira Shor (Estados Unidos). Focaliza su trabajo en la propuesta de la educación como un proceso de "empoderamiento". Investiga a nivel de empoderamiento estudiantil a nivel universitario.

 

·     Michel Apple (Estados Unidos). Estudia las relaciones entre escuela y democracia, conservatismo y educación, sociología de la educación, ideología y educación.

 

·     Aronowitz (Estados Unidos). Critica relaciones entre política y escuela y  a crisis de la educación.

 

·     Henry Giroux. Centra su trabajo en la propuesta de la labor intelectual de los maestros, las teorías de la reproducción y la pedagogía de la oposición, entre otros.

 

Quisiera finalizar el presente ensayo con lo que McLaren afirma: “La Pedagogía Crítica ha comenzado a proporcionar una teoría  y un análisis alternativo de la escuela, y al mismo tiempo añade nuevos avances en la teoría social y desarrolla nuevas categorías de investigación y nuevas metodologías”.

 

 

 

 

 

 

 

Prof. LUIS ANGEL ALFARO ALLENDE

 
  En estos momentos hay 4 visitantes (10 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=